sábado, 27 de junio de 2009

Ser madre a los 16 años (o la nueva ley del aborto)

Creo que el debate sobre la nueva ley del aborto está mal enfocado en los medios de comunicación oficiales y no oficiales:

- Lo importante es lo que la nueva ley aporta como mejora, la seguridad jurídica y la despenalización de muchas mujeres que hoy abortan en el límite de la ley existente, vulnerando su letra en muchas ocasiones y arriesgándose a ir a la cárcel.

- Lo importante es el efecto de disminución del número de abortos que se debe conseguir con una política de prevención de los embarazos no deseados que evite tener que recurrir al aborto.

- La experiencia de otros países que también tienen una ley de plazos y que la conjugan con una política de información y prevención activa y adecuada, muestra que ésa es la mejor manera de luchar contra el aborto en su orígen, evitando que se llegue al embarazo no deseado y eliminando la necesidad de abortar.

- Porque lo que todos queremos es reducir el número de abortos, pero lo que diferencia las posturas de los progresistas de las de la derecha es que los progresistas queremos reducirlos porque no sean necesarios, y la derecha quiere reducirlos a costa de incrementar el número de hijos no deseados.

- Lo accesorio es la posibilidad de abortar a los 16 años y además sin el consentimiento, y en ciertos supuestos sin el conocimiento de sus padres.

- Pero si queremos debatir sobre ésto último, también creo que el debate actual está desenfocado:

- Lo importante no es el aborto, sino la maternidad. Tener un hijo es algo muy serio, muy trascendente y con consecuencias para toda la vida. Y no se puede dejar a una niña de 16 años que decida sobre ese tema alegremente.

Hay que tratar de ponerse en el lugar de una niña de 16 o 17 años que se ha quedado embarazada.Tener un hijo es una decisión mucho más transcendental que practicar el sexo.Mi posición es que si la niña quiere, nadie, ni su padre ni su madre, ni un juez, ni un médico, deben tener la capacidad de impedirle que aborte.
Por el contrario, para seguir adelante con el embarazo, decisión de mucha transcendencia para su vida, como he dicho antes, quizás debería obligatoriamente escuchar los consejos de un psicólogo y de sus padres, con el fín de asegurarse de que no va a arruinar su vida por una decisión insuficientemente meditada.
Pero vuelvo a insistir, en la reforma de la ley vigente que se está proponiendo hay muchos más puntos, y mucho más importantes que éste, y no debemos dejar que nos desenfoquen el debate interesadamente.

viernes, 26 de junio de 2009

La Sanidad en Madrid (2)

Estoy posicionado claramente en defensa de la Sanidad Pública y de calidad.
Y estoy de acuerdo con las organizaciones que constituyen la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en Madrid, que se oponen a la paulatina privatización del servicio de Salud Pública que está llevando a cabo el gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid.
La última ocurrencia es la creación de un Área Única para la gestión de los recursos de atención primaria y especializada, en sustitución de las 9 áreas existentes en la actualidad.
Ya explico brevemente en mi artículo anterior las razones por las que me opongo a esta medida.
Y proclamo que estaré en todas las movilizaciones que se convoquen para defender la sanidad pública y oponerse a esta medida.

Dicho ésto, quiero manifestar mi discrepancia con la forma en que están abordando este asunto las organizaciones y partidos que defienden mi misma postura.

Creo que nos equivocamos planteando la reivindicación como una protesta CONTRA las medidas propuestas por el gobierno del PP.
Estoy convencido de que sería mucho más eficaz, más fácil de entender y suscitaría una mayor adhesión de los cidudadanos un planteamiento EN POSITIVO, en el que se expresara las medidas que nosotros proponemos para mejorar la calidad de la Sanidad en Madrid. Y dejar que únicamente por comparación con dichas medidas entiendan los ciudadanos que nos oponemos a las que propone el PP, sin necesidad de explicitarlo en los titulares de nuestra reivindicación, dejándolo para el tercer o cuarto párrafo de los comunicados.

Porque con el planteamiento actual estamos haciéndole el juego al gobierno del PP, que de modo muy habilidoso ha planteado la medida, de un modo demagógico y engañoso titulándola:
"Propuesta de libre elección de médico y creación del área única sanitaria".
Al oponernos a dicha medida, estamos diciendo, en cierto modo, que nos oponemos a la libre elección de médico (que en sí misma es positiva) y a la creación del área única sanitaria (que para el ciudadano es algo cuyo alcance es difícil de entender) A continuación nos vemos obligados a explicar de modo muy complejo nuestra postura, y el mensaje acaba siendo percibido como confuso, cuando no negativo, por todos aquellos que no estaban previamente convencidos a favor de nuestros argumentos.
Hemos caído en la trampa de la comunicación que nos ha tendido ladinamente el aparato de propaganda del gobierno del PP asumiendo la tarea de demostrar que se equivocan antes de explicar lo que nosotros haríamos, como si fuéramos un acusado que tuviera que demostrar su inocencia en lugar de dejar al acusador la responsabilidad de demostrar su culpabilidad.
Sinceramente creo que de este modo tenemos las de perder en el intento de convencer a la ciudadanía, que únicamente comprenderá que teníamos razón cuando ya sea demasiado tarde y el servicio se haya deteriorado. Pero para entonces el aparato de propaganda del PP habrá encontrado otra zanahoria que mostrar a los ciudadanos (y a nosotros) para distraerles (y distraernos) y limitar el efecto electoral de este desastre (para ellos).
Pese a esta postura, repito que seguiré apoyando todas las movilizaciones que se realicen porque creo que tenomos razón, aunque no siempre nos expliquemos bien.

En el próximo artículo expondré otro aspecto que, desde mi punto de vista, tenemos que modificar en la forma de abordar las movilizaciones.

jueves, 25 de junio de 2009

La Sanidad en la Comunidad de Madrid


En la Comunidad de Madrid hay un movimiento en defensa de la Sanidad Pública.
Yo apoyo ese movimiento.

Pero no lo apoyo porque crea que la Sanidad Pública sea la única forma de proporcionar a todos, de modo gratuito, un servicio de Sanidad de buena calidad
Lo apoyo porque estoy convencido de que la deriva actual del modelo de Sanidad en la Comunidad de Madrid, impulsado por el gobierno del Partido Popular, nos lleva a un servicio de sanidad deficiente, que va a obligar a los que puedan permitírselo a acudir a la sanidad privada de pago para obtener un servicio adecuado y va a dejar a los que no puedan permitírselo en un segundo nivel, con un servicio universal y gratuito pero de mala calidad.

Esto es así porque el gobierno del PP, aplicando un criterio que yo califico de fundamentalista, muy ideologizado, convencido de la superioridad de la iniciativa privada sobre la gestión pública, se ha empeñado en privatizar al máximo el servicio universal y gratuito de Sanidad para los ciudadanos de Madrid.

Y está haciendo ésto en contra de la opinión de la mayoría de los expertos, en contra de la mayoría de los profesionales de la sanidad en Madrid, en contra de todas las evidencias derivadas de la experimentación de dicho modelo en países como Gran Bretaña.
No quiero pensar, aunque muchos lo sospechan, que además de los argumentos puramente ideológicos, pueda haber intereses económicos.

En cualquier caso, los ciudadanos de Madrid vamos a perder calidad de servicio, porque nos están cambiando un modelo que funcionaba aceptablemente y que podía mejorarse, por uno peor que va a funcionar mal.

Y la última propuesta, contra la que hoy hemos protestado en Madrid desde la Puerta de Toledo hasta la plaza de Sevilla, es la creación de un Área Única Sanitaria para la gestión de los recursos de sanidad suprimiendo las 9 áreas existentes.

Esta medida es un paso necesario para la mercantilización del servicio de Sanidad en Madrid, aunque nos quieran engañar diciendo que se trata de garantizar la libre elección de médico, algo que ya es posible actualmente sin necesidad de crear un área única.

En realidad se trata de un mal pretexto para facilitar la gestión de los recursos de salud con criterios económicos de rentabilidad en lugar de aplicar criterios de calidad.
Señor Güemes (o quien le reemplace mañana), Señora Aguirre, no intenten engañarnos, escúchennos y escuchen a los profesionales de la Sanidad de Madrid. Ustedes gestionan los recursos públicos para TODOS los ciudadanos de Madrid, actúen en consecuencia. No prosigan con este proyecto tan ineficaz para la calidad de la Sanidad Pública de los Madrileños

viernes, 19 de junio de 2009

jueves, 18 de junio de 2009

Placebo para la crisis

Andan los sesudos expertos económicos buscando la mejor fórmula para salir de la crisis.
Pero, como ha dicho Carlos Mulas, la marcha de la economía depende en buena medida del estado de ánimo de la sociedad.
Sabedores de ésto, se afanan los gobiernos desesperados, tratando de mejorar nuestro estado de ánimo mediante mensajes optimistas, para cambiar el actual círculo vicioso en otro virtuoso.
Y también lanzando medidas político-económicas para ayudar a salir de la crisis.

El problema principal es que la sociedad no se lo cree.
Y únicamente se saldrá de la crisis cuando la sociedad crea que se va a salir de ella.
Por éso lo importante no es que las medidas sean buenas o que los mensajes de optimismo estén bien fundamentados.
No señor, lo verdaderamente importante es que la sociedad se crea que las medidas son correctas y que los mensajes son ciertos.
Porque sólo en ese momento empezarán los consumidores a consumir y las empresas a invertir, que es lo que de verdad nos sacará de la crisis.
Lo demás son fuegos de artificio.

Algunos médicos dicen que lo más importante para curarse es que el paciente quiera curarse y crea que se va a curar.
En ocasiones se han hecho experimentos administrando a un grupo de pacientes un medicamento y a otro grupo únicamente una sustancia inocua (lo que los médicos llaman un placebo)
Al mismo tiempo, parte de los pacientes de cada grupo recibía tratamiento psicológico para ayudarles a creer en su curación.
Pasado un tiempo se ha observado que los pacientes que mejoraban eran los que creían que iban a mejorar, independientemente de si se les había administrado medicamento o placebo.

Como en el experimento médico, yo propongo a los gobernantes que no malgasten sus energías lanzando mensajes de optimismo al menor indicio de mejoría. Es mejor que busquen a los mejores sociólogos para que les ayuden a tratar psicológicamente a la sociedad, y en vez de mensajes optimistas, les administren placebo, mensajes inocuos, neutros.

Aunque, cínicamente, creo que muy difícilmente se forzará el cambio de estado de ánimo de la sociedad.
A pesar de que no se apoya en argumentos realmente sólidos y científicos, casi todo el mundo dice que vamos a salir de la crisis hacia el final de 2010.
Y la sociedad ya está predispuesta a mejorar para esa fecha, y será entonces cuando empiece a creerse los mensajes de optimismo, aunque no sean ciertos.
Y empezarán a comprar y a invertir y nos recuperaremos, salgo que venga algún cenizo a ensombrecer el panorama.

Al final va a ser como ésas profecías que se autocumplen.

miércoles, 17 de junio de 2009

Neoprogresistas

Soy Neoprogresista porque creo, con Carlos Mulas y Luis Arroyo, que la Libertad no se logra sin Igualdad.
Pero es que, además, como dice Justo Zambrano: "la equidad no sólo es moralmente mejor, también resulta más eficiente"
Para que haya verdadera libertad para todos, es preciso que todos tengan la oportunidad de ejercerla.
Y para conseguir ese objetivo debemos apoyarnos en dos principios:
  • Protección de los desfavorecidos por la situación actual de la sociedad para que puedan superar su discriminación injusta.
  • Capacitación de todos los indivíduos para que dispongan de los medios necesarios para desarrollar su potencial, disminuyendo así su necesidad de protección y haciéndoles más libres.

Soy Neoprogresista porque creo que para proteger y capacitar hay que invertir y habilitar recursos públicos: es decir, cobrar impuestos. Sin avergonzarse.

La crisis actual tiene su orígen en un aumento de la desigualdad en todo el mundo que ha provocado la acumulación de capital en manos de unos pocos y éstos, persiguiendo aumentar aún más su riqueza, han aumentado la producción de bienes creando una burbuja que al final ha estallado. El capitalismo ha vuelto a lo que solía: crear más oferta que demanda. Por todas partes sobra capacidad instalada para producir, y lo que falta es capacidad para comprar.

Soy Neoprogresista porque creo que una distribución más equitativa de la riqueza es la mejor receta para hacer que nuestra sociedad sea más eficaz y genere un incremento de la riqueza estable y duradero.

Porque creo en esos principios que podemos denominar "economía virtuosa", "recuperación verde" o "sociedad sostenible".

Y soy Neoprogresista porque creo en la necesidad de predicar estos principios sin complejos, sin avergonzarse, con coraje, porque, como también dicen Carlos Mulas y Luis Arroyo:

"Los progresistas tienen que demostrar que sus valores son capaces de producir las políticas más eficientes. Esto requiere coraje, y también asumir que las reformas que ganan el futuro no siempre satisfacen a todos en el presente."

(Ideas sugeridas, y en buena medida tomadas prestadas, de la lectura de sendos artículos de:

martes, 16 de junio de 2009

Por la democracia en IRÁN. Que todos los votos cuenten

Un hombre, un voto.
Así reza un grito reivindicativo muy utilizado en mi juventud.

Con demasiada frecuencia pensamos que los derechos adquiridos lo son para siempre y para todos.
Lamentablemente, es necesario, al menos cada generación, volver a luchar por cada derecho para evitar perderlo.
Y también es necesario luchar solidariamente al lado de todos aquellos que no pueden disfrutar de ese derecho en otros lugares.

Hoy es necesario luchar de modo especial porque el derecho al voto, materializado no sólo al emitirlo, sino también a la hora de contarlo y tomarlo en consideración, sea una realidad en Irán.

No debemos permitir que se desprecie la voluntad popular expresada, de modo más que libre, heroico por el pueblo Iraní.

Por eso desde aquí gritamos e invitamos a todos a gritar:

QUE TODOS LOS VOTOS CUENTEN EN IRAN

Enlaces relacionados:

domingo, 14 de junio de 2009

No hemos sabido movilizar a los abstencionistas

En las pasadas elecciones europeas, desde el PSOE no hemos sabido movilizar a un amplio sector de nuestros potenciales votantes.
Una parte numéricamente importante de esos ciudadanos que se han abstenido se sitúa en posiciones políticas moderadas, con convicciones progresistas y prioridad a la eficacia en el gobierno por encima de un deseable progresismo no radical.
Esos ciudadanos no se movilizan por el miedo y, sólo de forma muy limitada, pueden movilizarse por el rechazo al oponente.
El mensaje para movilizarlos tiene que ser necesariamente positivo.
En nuestra campaña ha habido mensajes positivos, y se ha hablado mucho de Europa.
Pero cuando ha habido que poner énfasis en un mensaje corto para los titulares de los medios de comunicación, hemos recurrido demasiado al argumento comparativo que destaca más la maldad del oponente que nuestra bondad.
De cara al futuro debemos:
  • Orientarnos más hacia el mensaje positivo
  • Establecer una comunicación de doble dirección con el ciudadano, en el largo plazo, desde muy pronto
  • Cuidar especialmente a los creadores de opinión del barrio, del centro de trabajo, de la ciudad, etc. por su capacidad para amplificar los mensajes.
  • Mantener y reforzar lo que hemos hecho bién (presencia en la Red, salir a la calle, preparar un buen argumentario)

Y todo ello en el marco del mandato que tenemos en los distintos ámbitos en los que actuamos (municipio, comunidad autónoma, España, Europa) cuidando de:

  • Realizar bien el trabajo
  • Recoger la opinión de los ciudadanos en cada ámbito
  • Informar de lo que hacemos, tanto en el gobierno como en la oposición
  • Expresar con claridad nuestra posición

Ya sé que es de perogrullo, pero es bueno recordarlo de vez en cuando.

miércoles, 10 de junio de 2009

La Derecha en Europa, Keynes y la política de Izquierdas

Hay una opinión generalizada últimamente que dice que la derecha, que es mayoritaria en Europa, está aplicando políticas de izquierdas.

Hoy, sin ir más lejos, El País publica un artículo de Antonio Estella, profesor de derecho de la Universidad Carlos III, con el título "políticas de izquierda, gobiernos de derecha".

Se trata, en mi opinión de un error de bulto al atribuir a ciertas medidas el calificativo de "izquierdas", cuando las medidas no son de izquierdas o de derechas, son eficaces o ineficaces, adecuadas o inadecuadas.

Lo que es de izquierdas o de derechas son los valores o principios que inspiran las medidas, así como los objetivos que se pretenden alcanzar (ver mi artículo sobre esta tema teórico en este mismo blog)

En el caso actual, todos piensan, equivocadamente, que la aplicación del llamado "neo-keynesianismo" significa aplicar políticas socialdemócratas.

En realidad, seguir las recomendaciones de John Maynard Keynes incrementando el gasto público para sustituir la falta de consumo e inversión privadas, es decir aplicando medidas económicas anticíclicas, es simplemente, la solución más adecuada para salir de una recesión como la actual.

Pero estas políticas únicamente sirven para incrementar o recuperar la creación de riqueza, y ese objetivo es compartido por la derecha y por la izquierda. Es el punto de partida básico necesario. todos necesitamos lo mismo. Es sentido común, no ideología de izquierdas o de derechas.

Mi admirado John Keneth Galbraith lo explicaba de modo claro e incluso divertido en su clásico "Historia de la Economía", que recomiendo a nuestro profesor de derecho citado anteriormente que lea antes de escribir sobre un tema que, visiblemente, no domina.

La diferencia entre la derecha y la izquierda viene en el paso siguiente: en el reparto de la riqueza producida.

La izquierda pretende distribuir dicha riqueza de un modo más igualitario, más justo desde nuestro punto de vista, limitando las diferencias y favoreciendo a los más pobres, fundamentalmente mediante la implantación de una serie de servicios públicos básicos para todos (sanidad, educación, transporte, cultura, etc.)

Y ésto se puede hacer tanto con la riqueza generada mediante medidas keynesianas como con la riqueza resultante de medidas liberales (reducción de impuestos, etc., que en determinadas coyunturas pueden ser más eficaces para generar la riqueza)

Basta recordar la diferencia entre la política de Bill Clinton, que dedicó, en la medida en que se lo permitieron, una parte del superávit que consiguió con medidas económicas marcadamente liberales, a financiar la recuperación parcial del sistema de salud público de su país y la política de su sucesor que dedicó ese mismo superávit a financiar las bajadas de impuestos, especialmente a los más ricos.

Por éso, ante la próxima etapa que se nos avecina en Europa, no debemos pensar que los gobiernos de derechas van a llevar a cabo políticas de izquierdas. Lo único que tenemos casi asegurado es que van a utilizar la financiación pública para salir de la crisis, pero no es probable que hagan un reparto de la riqueza generada satisfactorio desde nuestro punto de vista.

El objetivo de la izquierda debe ser, en los países en los que gobierna aplicar las medidas anticíclicas citadas para salir de la crisis y repartir la riqueza generada de acuerdo con nuestros principios de Solidaridad, Justicia e Igualdad. Y en los países en los que está en la oposición, apoyar las medidas anticíclicas que están aplicando sus gobiernos y presionarles para que el reparto de la riqueza siga nuestros principios, denunciándolos ante los ciudadanos cuando no lo hagan.

lunes, 8 de junio de 2009

He votado a Juan Fernando y estoy orgulloso de ello

Desde la discrepancia profunda, respeto el voto de los que no han respaldado la propuesta del PSOE para las elecciones europeas.

Desde hoy mi compromiso es:

  • trabajar para que la actividad de los parlamentarios socialistas europeos responda a los valores y propuestas expresados en el Manifiesto 2009, y
  • contribuir a comunicar sobre dicha actividad de modo permanente durante los próximos 5 años

Hoy empieza una nueva etapa y haremos que sea buena.

viernes, 5 de junio de 2009

El domingo voy a votar al Partido Socialista

Sí el domingo voy a votar al Partido Socialista para:
  • Relanzar la economía y prevenir nuevas crisis financieras
  • Crear una nueva Europa social mejorando las condiciones de vida de las personas
  • Transformar Europa en la fuerza global protagonista de la lucha contra el cambio climático
  • Defender la igualdad de género en Europa
  • Desarrollar una política migratoria europea eficaz
  • Impulsar el papel de Europa como socio para la paz, la seguridad y el desarrollo

Final de Campaña del PSOE




Día mundial del medio ambiente

Hoy es el día mundial del medio ambiente.

Hace ya algunos años que la preocupación por el medio ambiente se ha ido convirtiendo en uno de los argumentos más ampliamente compartidos por la sociedad.

Aunque algunos demagogos "iluminados" lo minimicen o incluso lo nieguen, es una evidencia que el hombre y su comportamiento respecto al medio ambiente supone una amenaza cierta para la conservación de la naturaleza en el futuro.

La solución a este problema se llama

CRECIMIENTO SOSTENIBLE

El Manifiesto 2009 del PSE para las elecciones Europeas dedica el tercero de sus seis capítulos a este asunto.

Dicho capítulo, se compone de 7 puntos agrupados en dos apartados:
  1. Dirigir con éxito las negociaciones internacionales para alcanzar un acuerdo global sobre el clima:
  2. Liderar con el ejemplo - una política energética y del clima más ambiciosa para la UE:

España tiene muchos deberes por hacer en el terreno del medio ambiente, y, en buena medida debido a la falta de iniciativas por parte del gobierno del partido popular en su día, hemos acumulado un fuerte retraso en el cumplimiento de los acuerdos internacionales respecto a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

En otro aspecto del crecimiento sostenible, sin embargo, el de las energías renovables, España se ha convertido en referencia mundial, ocupando el tercer puesto entre todas las naciones del mundo.

Pero lo más importante en este asunto es la concienciación de cada uno de nosotros sobre la necesidad de comprometerse personalmente con el crecimiento sostenible cambiando nuestro comportamiento para reducir nuestro impacto sobre la naturaleza.

Podemos hacerlo de muchas formas, con pequeños gestos cada día: ahorrar agua cuando nos duchamos, desplazarnos en medios ecológicos siempre que sea posible, a pie, en bicicleta, en transporte público, bajando la intensidad de nuestra climatización o de nuestra calefacción, clasificando y reciclando nuestros deshechos, y manteniendo una presión constante sobre los poderes públicos para que desarrollen políticas que orienten la organización y el funcionamiento de nuestra sociedad de acuerdo con criterios de sostenibilidad.

La política que el Partido Socialista Europeo llevará al Parlamento Europeo ayudará a lograr este objetivo tanto en Europa como en el resto del mundo.

Hoy, día Mundial del Medio Ambiente, recordemos que las medidas que propone el Partido Socialista Europeo pretenden ayudar a los gobiernos del resto del mundo a la lucha contra el cambio climático y predicar con el ejemplo mediante una política energética que muestre el camino a seguir al resto del mundo asegurando, por un lado, la seguridad en el abastecimiento de energía en el conjunto de Europa y, por otro lado, la protección del medio ambiente.

Hagamos un gesto más por el medio ambiente apoyando al Partido Socialista con nuestro voto en las elecciones europeas el 7 de junio, y con nuestro seguimiento de su comportamiento en el Parlamento europeo durante los cinco años siguientes.

miércoles, 3 de junio de 2009

Orgullo Amarillo







Juan Fernando López Aguilar, nuestro cabeza de lista para las elecciones al Parlamento Europeo, procede de canarias.



Y en su honor, hoy todos nos pintamos de Amarillo Canario,



Anticipandonos al día 7, cuando,



con la ayuda de los votantes progresistas, que creen en la Igualdad, la Justicia, la Libertad y la Solidaridad,



pintaremos Europa de amarillo, para llevar allí esos valores aplicando las medidas más adecuadas a la situación actual.


Coge tu brocha, o tu rodillo, y dale una mano de amarillo al Parlamento Europeo

martes, 2 de junio de 2009

¡No nos mires! ¡únete!

Leo en todos los medios y oigo por la calle que las elecciones europeas van a tener una participación muy baja.

Muchos responsabilizan a los partidos políticos por cometer varios errores:
  • presentar a candidatos irrelevantes
  • plantear la campaña sobre argumentos de política nacional
  • plantear la campaña en términos negativos estimulando el miedo al adversario.

Me ha resultado especialmente doloroso leer el artículo publicado esta mañana en El Pais con la firma de Miguel Angel Aguilar, a quien admiro por su agudeza, ironía y claridad de exposición y con quien suelo compartir la mayoría de argumentos.

Quiero contestar desde mi posición personal.

Soy un militante de base del PSOE. Un militante reciente que participa por primera vez en una campaña electoral.

He llegado a la militancia a los 53 años después de haber observado la política desde fuera, votando siempre porque lo considero un derecho y también una obligación ética si se quiere formar parte de la sociedad en la que vivo.

Y muchas veces, lo que he visto en el mundo de los políticos no me ha gustado.

Por éso decidí militar en un partido, porque no se puede criticar lo que hacen los demás y resignarse a soportarlo sin mojarse.

Dejé de mirarles y me uní.

Desde dentro estoy contemplando algunos defectos a cuya corrección trato de contribuir cada día.

Pero también he contemplado a muchas personas, la mayoría, fuertemente comprometidas con unos valores compartidos.

Me he empeñado en trabajar como militante, sin tener ni aspirar a cargo alguno, en diversas actividades, la más reciente la campaña para las elecciones europeas, en la que vengo colaborando desde hace casi seis meses.

En primer lugar, la candidatura del PSOE me parece muy valiosa, y por hablar únicamente de uno de sus miembros, diré que Ramón Jáuregui me parece uno de los mejores políticos que conozco, siempre le he admirado y considero un insulto que se menosprecie a los candidatos habiendo gente como él.

He publicado más de veinte artículos en mi blog y en distintos medios sectoriales divulgando la propuesta del Partido Socialista Europeo para la próxima legislatura.

Dicha propuesta se materializó, después de muchos meses de debates, en un Manifiesto 2009 que se aprobó en la reunión que a finales del año pasado celebró el PSE en Madrid.

El Manifiesto 2009 tiene 71 puntos concretos estructurados en 6 capítulos distintos y está disponible en Internet en todos los idiomas oficiales de la UE.

El PSOE en España ha redactado y publicado dos adaptaciones del Manifiesto para la campaña electoral, uno que constituye el Programa Oficial del PSOE para las elecciones europeas y otro que es una versión resumida del mismo para facilitar su lectura.

Mi contribución la he realizado como uno más de los más de cuatro mil activistas de la Red de Activistas del PSE en España, difundiendo a través de internet y por todos los medios posibles nuestro mensaje.

También he participado en la presencia de mesas explicativas del programa en las calles de mi pueblo, Leganés. Lamentablemente, la mayoría de las personas que se han acercado por la mesa estaban más interesadas en las piruletas o los bolígrafos que regalábamos que en nuestros argumentos. Únicamente en una ocasión he visto a una persona pedirnos el programa electoral.

He asistido a varios mítines electorales. Lamentablemente, la mayoría de los asistentes son militantes o simpatizantes fuertemente convencidos.

En vísperas del día de reflexión, siento una gran frustración por las dificultades que se tienen desde el partido político, para hacer llegar nuestros argumentos.

Muy poca gente lee mi blog, mis artículos, algunos probablemente interesantes, llegan a muy poca gente.

Muy poca gente acude a preguntar cuáles son nuestros argumentos cuando ponemos una mesa en la calle, la gente tiende a pasar de largo y, en el mejor de los casos, coger el folleto explicativo que les ofrecemos, la mayoría con una sonrisa o un gesto amable, éso sí.

Y nadie viene a los mítines a escuchar nuestros argumentos, lo que convierte a los mítines en una ceremonia para mejorar la moral de los militantes.

A pesar de dicha frustración, sigo trabajando con entusiasmo por convencer a los que me escuchan de la importancia de las elecciones, de la necesidad de votar, y de la calidad de nuestros argumentos.

Y desde aquí, a todos los que me culpan por anticipado, como miembro de un partido político, de la baja participación en las próximas elecciones les grito:

¡NO NOS MIRES! ¡ÚNETE!

Si no te gusta cómo lo hacemos, ven a ayudarnos a mejorar, a rectificar si es necesario.

Especialmente a los medios de comunicación. Rebajad vosotros también vuestras ambiciones comerciales y contribuid a informar a los ciudadanos de nuestros argumentos, de los de todos los partidos, aunque éso resulte menos atractivo que las trifulcas y los titulares extravagantes.

No hace falta que vengais a los mítines, teneis nuestros programas en Internet, y a nuestros militantes dispuestos a explicaros y aclararos lo que querais.

Creo que después de todo el esfuerzo que estoy haciendo tengo derecho a pediros a todos que me ayudeis a movilizar a los electores para que vayan el domingo a votar y no dejen que los demás decidan por ellos.

 
Google Analytics Alternative